Consolidación de Equipos de Alto Desempeño

Esta intervención, está diseñada para maximizar la capacidad y el potencial del equipo. Se parte  de los mismos principios utilizados en los acompañamientos individuales.

En estas sesiones, el equipo se aborda como sujeto de coaching y se lleva a cabo siguiendo el mismo modelo y pasos de coaching individual. Una sesión de coaching de equipo puede tener una duración de  4 a 8 horas.

Apertura del proceso. Antes de adelantar una primera sesión con el equipo en su conjunto, es necesario dialogar con el líder del equipo a efecto de aunar criterios, definir expectativas y en general enmarcar el proceso.

Una vez realizado este paso, el coach tendrá reuniones individuales con cada uno de los miembros del equipo, a fin de indagar sobre sus puntos de vista  y su posición dentro el equipo; cuando se tiene un acuerdo con todos y cada uno de ellos sobre el interés y aceptación de la intervención, se podrá programar una sesión inicial.

En esta sesión, comúnmente se abordará el tema  del propósito del equipo, su foco estratégico, la dinámica de interacción entre sus miembros incluyendo al líder y los principales obstáculos que han afrontado. Se analizan también aspectos tales como códigos de comportamiento dentro del equipo, compromisos de comunicación, identificación de limitaciones, obstáculos y recursos para superarlos.

También, cuando los miembros del equipo de acuerdo con el líder y el coach, consideran pertinente,  es posible utilizar instrumentos de medición que permiten al equipo conocer el grado en que se presentan las competencias elegidas  y la distribución de las mismas en el equipo, a fin de contar con un punto de partida objetivo que permite un desarrollo focalizado.

Desarrollo: En esta etapa se tratarán cada uno de los temas del punto anterior y los nuevos que surjan de manera específica hasta llegar a soluciones que sean viables y facilitadoras para el líder y el equipo, de forma tal que se desarrollen habilidades, competencias y relaciones, que les permitan constituirse como un equipo de alto rendimiento.

Durante esta etapa, suele ser de gran provecho para los miembros y el equipo mismo, contar con sesiones de coaching individual que les permita profundizar y afianzar de manera personal y confidencial, algunos de los temas tratados en el equipo. Este debe ser un tema a definir – previa autorización de las directivas de la compañía – con todos los miembros del equipo, y en ningún caso el número de sesiones individuales debe ser superior al total de las sesiones con el equipo.

Culminación. Finalmente  el equipo adelanta las mediciones de sus avances, evalúa su progreso y determina las herramientas que continuará utilizando cuando se retire el apoyo del coaching, de manera tal que el equipo funcione de manera autónoma; se refuerzan o renegocian los acuerdos necesarios y se establecen las acciones y valoraciones que se requieren  para su adecuado funcionamiento en el futuro.

De igual forma, cuando se han utilizado instrumentos de evaluación previos, pueden aplicarse después de culminado el proceso de coaching, de manera tal que se pueden obtener datos precisos sobre los avances alcanzados.

Resultados obtenidos con COACHING DE EQUIPO.

El equipo después de esta intervención logra actuar cohesionado y consolidado como tal, integrado entre su líder y los miembros, articulado en sus relaciones tanto entre el equipo como hacia  afuera y actuando como una verdadera  unidad comprometido con unos resultados comunes. Adicionalmente el equipo aprende a enfrentar y solucionar sus propios conflictos y a alinearse con los objetivos estratégicos de la organización, entendiendo que estos son los  que en último término priman sobre los objetivos específicos del equipo.  El desarrollo de estas condiciones, permite al equipo impactar directa y positivamente los resultados de su ejercicio, incrementando de esta manera su participación en la gestión general de la compañía.

Este proceso de coaching de equipo tiene una duración aproximada de 6  reuniones de cuatro (4) horas de duración, en un término de 6 a 9 meses, precedidas por las sesiones individuales atrás mencionadas e intercalando, cuando así se decida, con las sesiones de coaching individual.

Los coaches encargados del coaching de equipo por parte de Capital Humano, también han sido certificados en procesos con más de 100 (cien) horas de entrenamiento específico en coaching de equipo, de acuerdo a los estándares internacionales de las entidades reguladoras de esta profesión.